Entrevista a Marcelo G. Martorelli por Débora Goldstern

 

No vamos a negarlo, con Marcelo Martorelli arrastrábamos una deuda pendiente, que se remontaba a la publicación de nuestro estudio sobre la Tierra Hueca [1]. En aquel extenso monográfico, Martorelli fue objeto de nuestra pesquisa, aunque en aquella oportunidad no fue posible conocer al hombre, que por más de veinte años llevaba estudiando uno de los temas más controversiales, dentro del extenso universo de los enigmas.

Pero el destino tenía reservado una sorpresa, y hace unos meses finalmente se produjo el encuentro, que hoy confieso en su momento me causó una enorme impresión. En aquella oportunidad Marcelo me trajo como obsequio su último trabajo, Contacto Físico Establecido, continuación de El Llamado Planetario.

Transcurrido un tiempo más que prudencial, Crónica Subterránea se contactó nuevamente con Marcelo para pedirle accediera a un reportaje exclusivo con nuestro sitio, al cual aceptó gustoso. En esta primera aproximación nuestro invitado profundiza no solo en los misterios que rodearon la muerte de Steve Currey, sino que además, da cuenta de su relación con el enigmático Ángel Acoglanis, y por ende de ERKS.

 

Una entrevista imperdible!

 

DG: Al hablar de iniciación y por ende iniciados, parece hacerse referencia a una especie de utopía en franca extinción. Generalmente este tipo de educación parece hoy día no tener lugar en la sociedad que actualmente transitamos, sin embargo en tu caso, ese camino está más que documentado en base a experiencias que se remontan a tu niñez, y que se intensificaron en tu camino de adulto. ¿Sos consciente de este proceso?

 

MGM: Tendría que decirte que sí en la actualidad, pero honestamente, en mis primeros años en la enseñanza de la mano del Maestro Yaco crecí, finalmente, como él mismo escribió, él decía: “Crece sin tener noción de tu propio crecimiento”. Así me enseñó, así aprendí, sin tener la más mínima idea de lo que iba sucediendo conmigo, mientras aprendía a observar la realidad, desde una óptica totalmente diferente, la transformación interior operaba en mí, casi sin reconocerlo, sin prisa pero sin pausa. Cuando empecé a darme cuenta paulatinamente que mis procesos de vida se alineaban y ajustaban en forma natural a la sintomatología iniciática, la cual ya había sido ilustrada anteriormente por el Maestro, empecé a reconocerme en dichos síntomas, y fue así que estos arrojaron sus señales y entonces, finalmente, siempre me encontraba ante una reveladora sorpresa, ante algo que nunca esperaba…

 

Hasta que el Maestro y mi Padre partieron (esto sucedió en un corto lapso de tiempo entre ambos) los principales referentes de mi vida desaparecieron y fue allí donde me detuve abruptamente y conciente sobre mí mismo, realizando naturalmente una profunda mirada retrospectiva de toda mi vida, hasta que pude realizar una síntesis conciente de lo que había sucedido conmigo, a lo largo de mis 42 años de vida en ese momento… Podría decirte que recién allí me di cuenta, finalmente, la magnitud de todo el sendero que había transitado…

 

 

DG: Prosiguiendo con tu educación espiritual, algunas de tus influencias primarias hacen mención a Ángel Cristo Acoglanis, quién fuera clave en la historia de ERKS. Contame como fue esa primera aproximación con el famoso enclave subterráneo, negado hoy día, pero con fuertes indicios de realidad.

 

 MGM: Causalmente también fue el mismo Maestro Yaco quien me acercó a Ángel Acoglanis allá por 1985, quien a su vez era amigo personal del Maestro. Ángel venía asiduamente a escucharlo a su Institución “Hacia la Paz del Hombre”… fue allí donde lo conocí… Hasta que, finalmente, Ángel invitó al Maestro Yaco a Los Terrones, Capilla del Monte, Córdoba, a un primer encuentro para establecer contacto con Ellos… Y así sucedió…

 

Luego de varios encuentros allí, en el cual participaron el Maestro Yaco, Ángel y otros, luego de varias reuniones, Ángel de parte de Ellos, le sugirió al Maestro Yaco, regresar la próxima vez con dos discípulos, uno en cada mano, así le había sido dicho. Y fue como entre el Maestro Yaco y Ángel decidieron que esas personas que debían acompañar en una primera instancia al Maestro Yaco éramos nosotros, los dos Marcelos; su sobrino y yo…

 

A pedido de Ángel, nos fue sugerido que nosotros, debíamos prepararnos con él para el contacto, teniendo encuentros semanales en su consultorio de la calle Callao. Por supuesto, así lo hicimos…  

 

En cada reunión que teníamos a solas con él, Ángel nos compartía sus conocimientos para prepararnos para poder entrar en contacto con Ellos, tal cual él nos decía, en cada reunión, nos daba un escrito diferente a máquina, los famosos Diarios de ERKS, los cuales aún conservo en su formato original… Hasta que, finalmente, concluyó nuestro entrenamiento y entonces estuvimos listos para poder hacer nuestro primer viaje con Ángel y el Maestro Yaco a tener nuestra primer experiencia de contacto en los Terrones…  Así comenzó mi contacto con ERKS y todo el Despertar que esto implicó en mi vida, obviamente sumado a la enseñanza del Maestro, fue un crisol único el cual forjó mis inicios…

 

Dentro de un tiempo no muy lejano, describiré mi experiencia en un futuro libro con lujo de detalles…  Solo diré esto por el momento… Los Diarios de ERKS existen y son reales, y me fueron entregados en mano personalmente por Ángel Acoglanis, de los cuales aún conservo los originales… Confirmo también que Ángel Acoglanis era Saruma… nunca fueron dos personas diferentes… Y lo más importante de todo este proceso en síntesis podría resumirlo así:

 

“Para poder encontrar ERKS, deberemos buscarla, primeramente, siempre en nuestro propio interior, en nuestro propio corazón, quizás luego tendremos entonces la oportunidad de poder hallarla en su forma física… “

 

 

DG: Como todos aquellos que nos iniciamos en este camino, tu viaje a los Andes, significó un pantallazo a futuro. En aquellas regiones aún pervive el conocimiento de las antiguas civilizaciones que una vez poblaron este continente, algunas de ellas totalmente desconocida para los historiadores. Tengo entendido, que tuviste una experiencia significativa relacionada con un viejo túnel, oculto en el corazón de Cuzco, Perú.

 

MGM: El viaje a Perú fue un hito en mi vida. Sin lugar a dudas, fue el primer contacto verdadero con algo más allá de nuestra comprensión. No se trató de un simple viaje turístico. Si tuviera que relatar todo lo que allí sucedió debería dedicar un libro entero a ese viaje y a la profunda aventura, trascendente e inolvidable que nos tocó vivir.

 

Algo verdaderamente muy especial sincronizó en Quenco, en el valle Sagrado de los Incas, en verdad algo que habíamos ido a buscar al salir de viaje pero que ya no esperábamos que sucediese. Habíamos caminado toda la tarde por el valle Sagrado de los Incas. Estábamos un poco cansados pero decidimos seguir viaje e ir a las ruinas de Quenco. Cuando llegamos, paseamos alrededor de la montaña donde estaban emplazadas las ruinas y luego decidimos subir a la montaña, que parecía como encantada. Las ruinas sobresalían visiblemente, creando un espectáculo visual muy particular. Recuerdo que mi amigo el Chaqueño con el cual viajaba, decidió en un momento bajar a dar una vuelta, ya que yo le pedí que quería quedarme en la montaña descansando y reflexionando por un rato. Me senté en el piso de la montaña, cerca de la cima. Desde allí, podía observar claramente el valle Sagrado y veía también a mi amigo, que ya había llegado hasta abajo.

 

Detrás de donde yo estaba sentado, el pasto y la vegetación eran bastante altos y abundantes, estiré mi brazo hacia atrás sin mirar, para apoyarme como en la pared de la montaña y entonces poder respaldarme en ella. Fue enorme mi sorpresa, cuando de pronto mi brazo se hundió en la montaña y casi caigo.  Corrí la vegetación que no me dejaba ver bien y, ante mi sorpresa, un túnel de un metro de ancho por un metro de alto se abría hacia adentro de la montaña. Me puse blanco. Era lo que habíamos buscado durante todo nuestro viaje... ¡Y ahí estaba! Grité con toda mi fuerza al Chaqueño, que se encontraba abajo y él subió velozmente por la ladera preocupadísimo por mi llamado.

 

– ¡No lo puedo creer, Marce! Esto es impresionante... parece una entrada. Tenemos que entrar ¿no? –me dijo mi amigo sorprendido.

 

– ¡Por supuesto! –afirmé, aunque en verdad, tenía un miedo atroz. Finalmente, decidimos hacerlo. Tomé la linterna que siempre llevaba conmigo y la encendí. El túnel realizado en la roca era sumamente oscuro y pequeño. Mientras una fresca brisa provenía de su interior, me arrodillé y entonces así pudimos entrar gateando, ya que era imposible hacerlo de otra forma. Por un momento, se cruzó por mi mente antes de entrar, que por el tamaño que tenía el túnel, si de pronto algo venía de frente (fuera una rata, un animal o cualquier otra cosa), iba a resultar prácticamente imposible eludirlo. Con ese pensamiento presente, tomé fuerza y me dije a mí mismo: “a esto vinimos”. Por supuesto, confiaba en que nada vendría de frente hacia nosotros...

 

  

 

Con mi linterna alumbraba hacia delante. Sin embargo, no lograba ver mucho aún. Habíamos recorrido unos 30 metros cuando empecé a percibir una extraña sensación de malestar. Le decía al Chaqueño que sentía el peso de la montaña en mi espalda y que a veces, a medida que avanzaba, parecía como si la montaña se fuese a desmoronar encima de nosotros y nos fuera a aplastar...  Por momentos no me sentía nada bien pero seguí insistiendo hacia delante, hasta que logramos ver con nuestra linterna algo que bloqueaba el túnel, bien en el fondo. Nos habremos arrastrado unos cuantos metros hasta que de pronto el túnel se hizo más grande aún, más alto y más ancho, tanto que pudimos ponernos de pie ambos dentro del mismo túnel. La sorpresa nos dejó atónitos... cuando por gracia infinita, porque no me cabe otro calificativo, enfoqué con la linterna hacia abajo, hacia el piso exactamente delante de mí y descubrí que allí mismo había un pozo, que daba a una caverna dentro de la montaña. Simplemente, si hubiera dado un paso más, hubiera caído en él y no creo que hubiera quedado vivo, pues la caída era de unos 7 u 8 metros de profundidad. Sorprendidos y asustados, iluminamos con la linterna dentro del pozo y vimos que hacia la derecha continuaba otro túnel que se dirigía más adentro de la montaña, pero en forma descendente. Sin lugar a dudas, si hubiéramos tenido equipos para poder bajar lo habríamos hecho.

 

Pero eso no fue todo. El pozo estaba ubicado exactamente sobre el túnel, obstaculizando el avance más allá de él pero cuando enfoqué con la linterna exactamente enfrente de nosotros, al otro lado del pozo, lo que allí había me electrizó. Encontramos un sillón construido en piedra, con sus apoyabrazos claramente definidos, justo frente a nosotros del otro lado del pozo; lo saltamos y nos sentamos en él, de uno en uno…

 

Nunca más en mi vida olvidé este suceso, que tomé para mí como una especie de bautismo subterráneo concedido totalmente, y sin lugar a dudas, por la sincronicidad misma, ya que en esos años se había despertado en mí una extraña e intensa pasión por todo lo que se refiere a túneles subterráneos y ciudades intraterrenas.

 

Allí comenzó mi relación con la Tierra Interna, aunque en aquel momento no comprendí en absoluto la magnitud de los sucesos que nos habían acontecido y lo que estos significarían en mi cercano futuro.

 

 

DG: Sobre el Maestro Raúl J. Albala –Yaco-, que denominaste el Gran Mahatma de Occidente, comencé a interiorizarme a través de tus escritos, ya que aún habiendo desarrollado su trabajo en Argentina, me era enteramente desconocido. Sé que este maestro fue tu influencia máxima, y tu iniciador en los misterios de la tierra hueca.. Algunas detalles que se desprenden de su enseñanza, revelan un gran conocimiento que a mi entender lo vinculan con las antiguas escuelas sufíes, del cual Gurdjieff fue uno de sus máximos cultores. ¿Coincidís?...

 

MGM: Sin lugar a dudas sin la presencia del Maestro Yaco mi vida no hubiera sido lo mismo. Ël le dio sentido y destino a toda mi vida, mostrándome siempre la opción de elegir el sendero a transitar e impulsándome permanentemente a la transformación interior, con su Amor, su Compasión y su Sabiduría…

 

Sin él y su consagrada enseñanza, nada de todo lo acontecido hubiera sido posible. Y como dicen las Arcanas Escuelas de Misterio, la gran mayoría de los Grandes Iniciados, pasan prácticamente inadvertidos en su tiempo, aunque permanentemente están sirviendo en la sociedad en forma conciente al Plan de Evolución Planetario. Ellos generalmente permanecen ocultos en el mundo, mientras se encuentran en presencia física, hasta que recién luego de su retiro del plano físico, y en su tiempo exacto y nunca antes, comenzará a revelarse su prodigio visionario, su legado de futuro, que ira apareciendo paulatinamente acorde a la evolución de los tiempos y a la tolerancia del género humano…

 

Por supuesto que el Maestro tomó y respetó como a uno de sus cultores a Gurdieff, claro que sí… aunque debo serte honesto y decirte también que el Maestro Yaco, contenía un increíble crisol de enseñanzas, entre las cuales puedo nombrarte entre muchos otros al Ramana Maharshi, Krishnamurti… Teosofía, Agni Yoga etc…

 

 

DG: Teniendo en cuenta todo este desarrollo espiritual, intriga mucho saber porque elegiste la tierra hueca como estudio de vida. Más allá de mi posición personal con el tema, me interesa conocer el porque de esta decisión, que desde hace más de veinte años viene ocupando un lugar tan importante en tu devenir actual. La pregunta sería: ¿Por qué este tema y no otro?

 

MGM: Valga la redundancia a razón de “El Llamado Planetario”, podría decirte en síntesis que es un profundo “Llamado” en mi propio interior, que despierta una motivación constante, de una certeza tal que honestamente me sorprende y que se revela siempre como un Despertador del Alma, el cual me guía con entusiasmo a mantenerme conectado, con lo desconocido, con el universo, con la Inteligencia de la Naturaleza, con nuestra sabiduría interior, con ELLOS… Este “Llamado Interior” es el que finalmente puede adjudicarle conciencia de propósito a mi vida y también ser el escenario donde pueda celebrarse el mayor de mis sueños, revelado por el Maestro Yaco con la famosa frase-llave que abrió mi Alma:

 

“Imagínate Marcelito, UNA humanidad abrazando a OTRA humanidad”…

 

 

DG: Los estudios de la tierra hueca te contactaron con el norteamericano Steve Currey, el expedicionario mormón con quién comenzaste a programar un viaje hacia el Polo Norte en busca de una de las “supuestas entradas” hacia el interior de la tierra ¿Cómo se desarrolló ese encuentro?

 

MGM: Volvía de ver a mi padre. Era el mediodía cuando llegué a casa. Al entrar, vi que me habían dejado correspondencia, pasándola por debajo de mi puerta, como era costumbre. De pronto, me llamó la atención un sobre bastante grande de color blanco. Miré detenidamente para ver si tenía remitente pero éste no existía. Cuando lo abrí y leí lo que había dentro quedé estupefacto. No podía creer lo que veían mis ojos…

 

“Era la invitación para participar en el mayor de  mis sueños hecho realidad.”

 

En el sobre había un folleto del expedicionario Steve Currey, a quien por ese entonces no conocía, que invitaba a participar de la Primera Expedición a nuestra Tierra Interna.

 

Inmediatamente después entré al sitio Web correspondiente y dejé mis datos y aclaré también que estaba muy interesado en realizar el viaje y al final del mensaje indiqué nuestros sitios Web relacionados con la expedición… Luego de un sinfín de sincronicidades, que desarrollé detalladamente en mi primer libro, finalmente Steve me llamó ya que deseaba conocerme, y causalmente el fin de semana siguiente venía para Bs. As. y así nos encontramos en mi casa.

 

El encuentro fue más que mágico e inolvidable para mí, honestamente me emociona muchísimo recordarlo, ya que fue el inicio de un proceso de vida que desató uno de los más grandes desafíos que experimenté…

 

Cuando la sincronicidad se presenta y uno comienza a comprender este sutilísimo lenguaje de señales que utiliza la Inteligencia de la Naturaleza, la vida comienza a transcurrir –casi– como si se siguiera el guión de una bellísima película... y te aseguro que siempre es una de las mejores…

 

 

DG: La expedición que ibas a hacer fue muy comentada y había mucha expectativa, sin embargo un suceso trágico interrumpió el proyecto, falleció Steve Currey, producto de seis tumores cerebrales fulminantes. Recuerdo que cuanto me enteré del deceso de Currey, me sonó muy extraña su súbita desaparición, aunque la conspiración suena muy en boga hoy día, confieso que sentí cierta inquietud con su muerte. Luego de eso te apartaste del proyecto, aunque la expedición puso otro líder al mando, y aún se espera que el viaje se realice, aunque todos los años se viene suspendiendo, por una u otra razón. Aunque son muchas las preguntas, quisiera tu breve opinión de lo ocurrido, a sabiendas que hay detalles que deben esperar a revelarse en una mejor ocasión.

 

MGM: Desde que nos conocimos con Steve Currey, mi posición dentro de la expedición siempre fue la del Contactado, y del Entrenador Espiritual, tal cual el propio Steve me había denominado. Mientras se organizaba todo, yo debería mantenerme en absoluto silencio, especialmente con relación al grupo expedicionario, hasta que éste estuviese lo suficientemente afianzado y bien conformado. A su momento, podría ser revelada mi posición y mi trabajo, con el propósito de formar e informar internamente de todo lo que se considerase necesario. Decidimos de esta manera, empezar a dar conferencias públicas y también reuniones privadas los dos juntos en la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Steve presentaba la expedición como organizador y yo como contactado.

 

Paralelamente, él también me propuso de manera repentina y sorpresiva, que me encargara, si así lo consideraba, de ser el representante de la expedición en Latinoamérica y posteriormente en Francia ante el mundo, que por supuesto acepté y así lo hice. De ahora en adelante, y con más recelo, debería guardar la máxima discreción posible, especialmente desde que comenzó el contacto físico con Mike y por supuesto, por sobre todo, en lo relacionado con Sakem… La idea era que, cuando estuviera todo prácticamente listo, pocos meses antes de salir la expedición, Steve me presentaría al grupo expedicionario. Recién en esa instancia debería revelarles todo lo acontecido durante la promoción y preparación de nuestra expedición, dejando de manifiesto lo que ciertamente me había sucedido, que Steve conocía perfectamente, o sea el contacto con Mike y luego el revelador contacto con Sakem.

 

Por esto respeté con mi silencio la posición de Steve.

 

Por una cuestión de credibilidad y protección ante el mundo, hasta que todo estuviese listo en su fase organizativa, nadie debía saber nada. Y nadie lo supo. Solamente Steve hasta el momento de su partida del plano físico, sabía todo lo vinculado al proceso de contacto, primeramente con Mike, al cual conoció personalmente y posteriormente la importantísima clarificación de Sakem…

 

A raíz de todo este proceso de contacto y sugerido incluso por el mismo Steve, al conocer los detalles en forma directa, comenzamos a mantener correo codificado, para poder compartir en forma segura, privada y reservada, toda la información y formación autorizada y revelada por ELLOS, que aún conservo en sus archivos originales.

 

Debo compartir también que hay muchísimo más de lo que podemos imaginar por revelar en el futuro, pero sólo será dado a conocer cuando sea su tiempo y ello me sea autorizado.

 

Steve siempre me repetía desde el inicio de nuestra relación, que yo había sido elegido directamente por ELLOS, mucho antes de que todo esto se manifieste físicamente. Él siempre lo presintió así. Por eso alegaba que me había invitado en forma totalmente gratuita a la expedición, ya que veía, como él mismo lo decía, que era una pieza más del rompecabezas que simbolizaba la expedición misma y que éste se estaba comenzando a armar, en una forma totalmente sincrónica y natural. Me repetía que debía protegerme y desarrollar mi trabajo de contacto con ELLOS, en silencio y cuidadosamente, en forma discreta y serena, y no revelar nunca mi verdadero papel hasta llegado el momento preciso.

 

Lamentablemente mientras Steve estuvo entre nosotros, eso no sucedió.

 

Debo decir que varias veces le dije a Steve que estaba en desacuerdo con la modalidad de selección de los expedicionarios. Yo supe desde un principio, antes que me fuera dicho, que ELLOS no considerarían esta modalidad como el método correcto de selección del grupo expedicionario…

 

El dinero necesario para el pasaje, por ejemplo, no podía ser el único filtro. Y aunque Steve estaba totalmente convencido de lo que me había ocurrido e incluso siendo participe directo de todo lo acontecido, siempre argumentaba que si no cobrábamos el pasaje, no íbamos a poder financiar la expedición finalmente.

 

Se hacía más que obvio, que si alguien quería sabotear este viaje había que detener directamente a quien lo estaba liderando, y ese era Steve Currey, el Rey Arturo de nuestra expedición.

 

Sin duda y doy fe de ello, con pruebas tangibles en mi poder de lo que digo, que Steve sabía y conocía muchísimo más de lo que decía públicamente, ya que supuestamente en el momento clave, mi segundo libro, El Llamado Planetario II, debería estar listo y disponible, un breve lapso de tiempo antes, de cuando estuviese fechada la salida definitiva de nuestra expedición, para así poder darlo a conocer. Así lo habíamos planificado con él…

 

Mientras todo esto estaba sucediendo, Steve me llamó totalmente alarmado. Lo percibí extraño en relación a nuestra última conversación, contrariado, con un tono grave y desesperado, diciéndome que no entendía en verdad, lo que le estaba pasando. Me comentó que había sido atendido por los médicos, a raíz de un fuerte dolor de cabeza que no dejaba de sentir, y que estaba gravemente enfermo. Pero que ésto, de todas maneras, no iba a detener nuestra expedición, que ya había encontrado el avión que necesitábamos y que todo proseguiría su curso, con algunas variantes.

 

Traté como pude de calmarlo en ese momento, pero mis intentos fueron en vano, ya que yo mismo no podía dar crédito de lo que me decía.

 

Lamentablemente esa fue la última vez que escuche su voz…

 

Jamás sospeché siquiera que Steve podía morir, honestamente me parecía mas que inverosímil que esto ocurriera.

 

Sin embargo el destino había sido echado y éste se llevaría a una de las personas más importantes de toda mi vida…

 

Más que repentinamente, me enteré de la partida de Steve Currey de entre nosotros. Su madre, sumamente apenada, fue quien me lo comunicó, diciéndome que Steve siempre me había valorado y reconocido mucho por todo lo que lo ayudaba y trabajaba para sacar adelante la expedición y que él siempre me había considerado como un verdadero amigo. Finalmente, me dijo que lamentablemente, la expedición sería cancelada y que a su tiempo sería devuelto el dinero a todos los expedicionarios sin excepción. Sinceramente no lo podía creer, ni aceptar, me parecía que no era a mí a quien le estaba sucediendo todo esto. Conmocionado, con lágrimas en los ojos y totalmente sorprendido, cuando logré apenas metabolizar mínimamente todo esto, decidí escribir y mandar un mensaje a mis compañeros expedicionarios, y así lo hice.

 

El extraño retiro del plano físico de Steve Currey, no lo considero en lo personal, un retiro común. Me cuesta mucho verdaderamente, aceptar y comprender esto, más aún siendo él alguien totalmente sano, atlético, amante del deporte y de la actividad física intensa. Confieso, aunque es sólo una sensación o un presentimiento y a título personal, que me pareció muy extraño, que esto sucediese en estos términos causalmente, en especial a la velocidad con que se desató en Steve esta enfermedad fulminante. Y sobre todo justamente unos pocos meses antes de la fecha programada de partida de nuestra expedición. De todas formas, es cierto también, que la Expedición oficial no estaba lista para partir, ya que no se había llegado a reunir los fondos con la cantidad de pasajeros necesarios, postergándose entonces para el año entrante.

 

Presiento que mi percepción es poco errada en relación a esta sensación de profunda extrañeza, ya sea que la partida de Steve se haya dado por alguna forma o razón desconocida, a la cual me inclino, o por el designio de la naturaleza misma.

 

Me pregunto una y otra vez seriamente: ¿Qué habrá gestado a tan gran velocidad seis tumores cerebrales en Steve?

 

Me cuesta creer que todo esto se haya dado en forma natural, como lo he dicho anteriormente.

 

Lamentablemente carezco de pruebas como para poder afirmar mi presentimiento, pero a la luz de la magnitud de las revelaciones mundiales que nuestra expedición podía producir, no sería nada extraño que algo fuera de lo natural pudiese haber acontecido con Steve para sabotear nuestra expedición.

 

Sin duda nuestro tema conocido como “Tierra Hueca”, “Hollow Earth”, o "Tierra Interna", como personalmente me gusta denominarlo, es sin duda la gran madre de todas las conspiraciones.

 

Me pregunto:

 

¿Por qué los gobiernos del mundo han ocultado todo esto a la Humanidad, desde hace más de 50 años?

 

¿Por qué no hay claras imágenes satelitales de nuestros polos norte y sur, reveladas masivamente a la humanidad, como sí lo hay de cualquier otra parte del mundo?

 

Sabemos que de realizar el viaje no deberíamos guiarnos por sistema GPS, porque de hecho se ha descubierto que también manipulan este tipo de información especialmente si se trata de los polos.

 

¿Por qué hay una desesperada disputa territorial por parte de los gobiernos de los países involucrados por tomar territorio en la Antártida? ¿Qué saben ellos que nosotros no sabemos?

 

O por supuesto la clásica pregunta del público en general o de los pseudos académicos de la actualidad, e incluso de los obtusos científicos de nuestro tiempo, aunque sus mentes se han comenzado a expandir a nuevas fronteras de la mano de la Física Quántica:

 

¿Cómo con la tecnología actual, no se ha descubierto aún todo esto?

 

Simple y sencilla respuesta ¡por supuesto que lo han descubierto! aún más, con la tecnología actual, pueden ocultar holográficamente lo que deseen, por infinidades de razones que el lector deberá investigar y descubrir por sí mismo…

 

Con tanto ocultamiento y conspiración ¿no resulta demasiado sospechosa la fulminante enfermedad y muerte de Steve Currey?

 

¿Con la tecnología actual podrían estos conspiradores haber inducido estos tumores en Steve y así hacerlo desaparecer, para sabotear nuestra expedición?

 

Hay que estar muy atento, ya que evidentemente sería muy simple también para estos conspiradores, por ejemplo, guiarnos en alguna forma a nuestras coordenadas y por supuesto no ser ellas, y desestimar rápidamente todo nuestro trabajo, tirando por la borda fácilmente a nuestro regreso de la expedición, por ejemplo la teoría de la Tierra Hueca.

 

Diciéndole al mundo: “no hay nada allí”

 

Resultando por ejemplo que finalmente jamás se estuvo donde se creía estar.

 

 

DG: Lo acontecido con la expedición me amerita una reflexión personal, ya que al parecer hay como una constante que se repite en cuanto a investigar ciertos temas, y lo sé por mis estudios personales de la Cueva de los Tayos, y es la existencia de ciertos obstáculos que se perciben, volviéndose más visibles a medida que se profundiza en el camino de estos temas. Lo mismo puede adjudicarse a lo sucedido con Acoglanis en Erks, así como la muerte de Steve Currey en el momento crucial de la expedición, otro tanto lo ocupa el fenómeno ovni. Al parecer hay “lugares que no deben transitarse”.

 

MGM: Estoy de acuerdo con vos pareciera esto, pero en algún momento debemos cambiar esta historia, y creo que para eso no falta mucho. Sin lugar a dudas depende única y exclusivamente del trabajo interior que realicemos con nosotros mismos…

 

 

DG: Hablemos de tu producción bibliográfica. En el 2006 publicaste El Llamado Planetario donde presentaste el primer abordaje sobre tus investigaciones acerca del Mundo Interno, además de presentar algunos capítulos de tu desarrollo personal. A este le siguió el flamante Contacto Físico Establecido, editado este año, continuación del anterior. Este último trabajo se percibe como mucho más enérgico, y un poco menos idealista que en tu primera obra, hay como una mirada menos complaciente, una lógica evolución de un tema que de por si no resulta fácil de presentar en sociedad.

 

MGM: Si tenés razón, es cierto lo que decís, mi último trabajo, “Contacto Físico Establecido” El Llamado Planetario II, fue infinitamente mucho más complejo que el primero, te aseguro que lo armé y lo desarmé completamente tres veces, nunca me encontraba conforme con lo que resultaba. La primera vez que lo hice, lo armé textual e intentando darlo a conocer, a rajatabla en su forma cronológica. Cuando lo concluí,  me di cuenta que lo entendía yo solo y quienes conocían mi historia en forma directa, ya que al ser mi proceso de contacto, había ciertas sutilezas que me veía totalmente imposibilitado de poder explicar. Finalmente, me di cuenta que no servía… Nadie lo entendería, a no ser mi entorno…

 

Hacerlo me costo un año entero del 2006 al 2007. En el 2007 lo empecé otra vez, sumé lo nuevo de mi contacto y lo volví a armar, pero seguía con la idea de ofrecerlo cronológicamente. A principios del 2008, estaba mejor y lo volví a terminar… Así lo di a leer nuevamente, pero ya no a la gente que me conocía, el feedback fue mejor,  pero a mi no me cerraba… 

 

Percibía que aún no estaba listo, o que no era aún el tiempo de largarlo al mundo, la info era muy contundente, y debía salir alineada al tiempo exacto, en una palabra, no sincronizaba correctamente…  Moraleja: lo volví a desarmar,  y un buen día, vi que la claridad en el texto debía estar dada primero “temáticamente” y en lo posible cronológicamente, para poder hacerlo más comprensible para el lector. Recién allí, comprendí que todo el trabajo de contacto era como un rompecabezas, y así las piezas empezaron a encajar, el libro no era solamente mío, tomar conciencia de esto fue como ver definitivamente la imagen completa del rompecabezas, y recién luego finalmente logré concluirlo…

 

Sé que nadie se imagina el inmenso trabajo interior y exterior que me demandó dar a conocer un proceso como este, pero así me sucedió… Vuelvo a aclararte y aclarar a todo el que lo lea, que absolutamente todo lo dicho, no tiene un ápice de ficción, todo lo escrito me sucedió tal cual, esta misma fidelidad a los hechos, fue la que me hizo afinar el lápiz una y otra vez, para poder concluir mi trabajo finalmente… En este momento estoy elaborando mi tercer trabajo, El Llamado Planetario III, y a título de primicia para quienes me siguen desde el inicio, les cuento que Mike ha regresado… y obviamente ha traído consigo un sinfín de desafíos y despertares, que honestamente, superan ampliamente mi capacidad de imaginación, solo puedo decirles: “prepárense”, porque el futuro ya esta aquí hoy...

 

 

DG: Llevas adelante una ONG, Fundación P.E.A. (Paz, Ecología y Arte), abocada  a la “cultura de la paz”, con base en Latinoamérica. En cierto modo esta iniciativa solidaria me recuerda al trabajo desarrollado por el gran Nicolas Roerich. Contame un poco de esta obra tan importante, y poco conocida.

 

Estandarte Del Simbolo De La PazMGM: Causalmente actualmente, estamos desarrollando la Campaña/Proyecto “Mil Banderas para mil escuelas”, conjuntamente con Mil Milenios de Paz, de la mano de Ines Palomeque, en la cual establecemos embajadas de Paz entregando la Bandera de la Paz, creada por Nicholas Roerich, como símbolo representativo de la Cultura de Paz, a instituciones y colegios que asi lo requieran, por supuesto en forma totalmente gratuita, somos los introductores en nuestro país a nivel Nacional, de la Bandera de la Paz del Gran Nicholas Roerich…  pueden informarse en www.fundacionpea.org para más detalles…

 

La Fundación Paz, Ecología y Arte (PEA) fue gestada en el mes de Enero de 1997 y constituida en la Semana Internacional de la Ciencia y la Paz: el 11 de Noviembre de 1997, con el propósito de contribuir a lograr la Paz en el mundo, una Paz sustentable en la que sistemáticamente trabajemos para ayudar a crear una conciencia y una Cultura de Paz. Creemos que en la actualidad la cultura mundial necesita que se rescaten los hechos sagrados de la vida y los valores que los inspiran y es por esto que nos proponemos fomentar una Educación para la Paz que sirva para forjar una conducta y una conciencia de Paz en nuestra nación y en nuestro planeta.

 

Cuando hablamos de Paz nos referimos además de la ausencia de guerras, a la exaltación de los principios de cooperación, hermandad entre los pueblos, trabajo desinteresado en favor del bien común y de todos los demás valores humanos que deberán expresarse para manifestar en la Tierra una Cultura de Paz.

 

La Fundación ha elegido la Paz, la Ecología y el Arte como pilares básicos para ofrecer desde allí un mensaje de Belleza y Unidad entre los hombres, ya que estos principios y valores son cimientos indispensables en la construcción de un nuevo mundo.

 

Es por todo esto que en los albores de un nuevo milenio nuestra Fundación hace una invitación a que emprendamos juntos el sendero hacia la Paz. Accionando en Unidad forjaremos la Paz en nuestro interior y en el Planeta que habitamos, dando lugar al nacimiento de una verdadera 'Pasión por la Paz'.

 

 

DG: Aunque la búsqueda de la tierra hueca parezca una utopía, muchos son los seguidores que aún hoy día comparten esa visión. En muchos aspectos llevas la delantera, teniendo en cuenta este aspecto, y luego de todas las vicisitudes que en lo personal te acarrea continuar con estos estudios, ¿cuál sería tu recomendación para aquellos que recién se inician en este camino?

 

MGM: Ante todo… La Tierra Interna, siempre tendrá que descubrirse primero en nosotros antes de poder tener la posibilidad de acceder físicamente… este es el mayor de los secretos… el mayor de los misterios…

 

Primero debemos Despertar de una realidad ordinaria a una realidad Extra-ordinaria, pero luego debemos hacer que lo extra-ordinario se torne cotidiano… de eso se trata, es una vuelta más del espiral de la evolución, que debemos dar…

 

Deseo aclarar también, a todo aquel que quiera verdaderamente conectarse con ELLOS… sean los que sean los ELLOS que vos consideres que anhelas contactarte… Que el trabajo interior consistirá siempre en auto-observarse ATENTAMENTE, en lo que pensamos, sentimos, decimos y hacemos, para recién luego poder corregir nuestras actitudes no deseadas, pero lamentablemente pensamos una cosa, sentimos otra, decimos otra y hacemos otra… y eso es verdadera incongruencia…

 

La verdadera prueba, el revelador desafío, está en cómo vivimos nuestra vida cotidiana, especialmente, si aplicamos la enseñanza diariamente, o todo queda solo  en hermosas palabras, para ganar dinero, o para obtener reconocimiento del mundo. ELLOS nos observan permanentemente, y en especial en nuestra vida cotidiana, y solo se contactarán verdaderamente con quienes sean ejemplos vivientes de su propia transformación, en ser mejores personas diariamente, primero con nosotros mismos para después poder hacerlo extensivo con nuestro vecino, nuestro amigo, nuestra familia, nuestra esposa/o, nuestros hijos…

 

Si aún tenés ataques de ira, si te enojas asiduamente, si tenés desbordes emocionales, momentos depresivos, si todavía estas preso de todo esto y no hay aún un verdadero trabajo interior realizado, creer estar liberado de esto, y no aceptar que aún no lo estamos, es solo simplemente una vuelta aún más sutil del mismo maya, de la ilusión en sí misma, del matrix, de tu propio intelecto…

 

Y si realmente lo estás haciendo, te estás transformando en mejor persona, te estás observando atentamente y corrigiendo tus actitudes indeseables permanentemente, y tu mente permanece sosteniblemente enfocada y abocada a esta tarea de cierta congruencia, de todas formas te invito a que lo reflexiones seriamente, y observes aún más atentamente si estás cosas aún te suceden…

 

La preparación actual ya no es de solo información sino por sobre todo de una transformadora ” formación”…

 

Los cambios planetarios están muy cerca, y dependen exclusivamente, de nosotros mismos, de nuestra propia transformación, de poder elevarnos concientemente a una vibración superior primero como individuos para poder hacerlo luego en términos de humanidad… La verdadera ascensión, no sucederá así porque sí, para un individuo, no creo en esto de ninguna manera y mucho menos para nuestra sociedad, es nuestra propia evolución, nuestra propia iluminación y la de nuestra humanidad la que deberá realizar el cambio necesario para que esto acontezca. Esto sucederá solo transformándonos individualmente en un principio y luego en forma masiva nuestras propias miserias, elevándolas, otorgándoles conciencia… poniéndolas al descubierto, concientizandolas y sutilizando su condición, tornándolas inofensivas para nosotros y nuestro entorno…

 

En sí la gran prueba final actual, el gran desafío humano consiste primero en conocer nuestro cuerpo emocional, comprenderlo, y luego tomar control de él, por así decirlo, para finalmente elevar su condición tornándolo cada vez más y más sutil, más transparente, más armónico, más sagrado, más trascendente…

 

Solo así podremos heredar y alcanzar nuestro propio futuro prometido, nuestro propio destino, nuestra propia figura final, como individuos y como Humanidad…

 


 

Opinión de Crónica Subterránea:

Los lectores del sitio, conocen de sobra el pensamiento que esta investigadora sostiene sobre la Tierra Hueca, que se evidenciara con la publicación del monográfico que se diera a conocer hace unos cuantos años. Desde ese entonces mucha agua corrió bajo el puente, aunque nuestra posición no varió por el momento. Sin embargo, Marcelo Martorelli es la primera persona que esta escritora le concede “verdadera autoridad”, por lo menos para sentarse a discutir este tema, y que además demuestra una humildad y generosidad poco común, lo cual lo sitúan en un nivel muy elevado, distinguiéndolo de los fanáticos tierra-huequistas que suelen pulular por la red. No hay dudas, que al hablar de Marcelo Martorelli, estamos ante un verdadero iniciado, el futuro dirá, si nuestros caminos por ahora bifurcados en cuanto la “búsqueda emprendida”, en algún punto se cruzarán.

 

Debora Goldstern & Marcelo G. Martorelli

 

Fuente:
http://cronicasubterranea.blogspot.com/

 

 

 

 

 

info@erks.org

www.erks.org

 

 

             www.erks.org  -  I N F O R M A C I Ó N   C L A S I F I C A D A